«El domingo se formó cola delante de la tienda, de pequeños y mayores»

odos estamos de acuerdo en que las chucherías no son un artículo de primera necesidad. Pero no menos cierto es que un poco de dulce, un pequeño capricho, ayuda a sobrellevar mejor el confinamiento. Mikel Castro, responsable de Marrubi Goxokiak de Irun, pasó aquellos primeros días del Estado de Alarma «mal. Hecho polvo, sin querer hablar con nadie». El domingo 15 de marzo había cerrado su tienda, en la céntrica calle Luis Mariano, con «500 kilos de género perecedero» a los que no sabía cómo dar salida. Pero la unión hizo la fuerza y, tras aquellos primeros momentos amargos, los acontecimientos se han ido endulzando.

Mikel Castro pidió la colaboración de su clientela para dar una primera pincelada de optimismo al cierre del comercio: «Les pedí, a través de las redes sociales, que me enviasen frases positivas para tapar el escaparate». Así, durante esas semanas de cierre las cristaleras de Marrubi estuvieron cubiertas por decenas de mensajes de ánimo.

El siguiente paso para poder conservar en buen estado esa media tonelada de golosinas fue «embolsar todo». ¿El resultado? 1.800 bolsitas de chuches «que no sabía cuándo iba a poder vender». A través de la asociación de comerciantes a la que pertenece, Bidashop, tiendas de Irun que permanecían abiertas contactaron con Mikel para proponerle vender esas bolsas de golosinas en sus establecimientos: «se me ofrecieron la frutería Deperita y la papelería Picking Pack, que me vendían las chucherías sin quedarse ellos nada a cambio». Otros comercios, además de algún restaurante que envía comida a domicilio, se sumaron a la propuesta y comenzaron a distribuir también ellos las bolsitas de golosinas. Y así, aún con la tienda cerrada, las chuches de Marrubi volvieron a endulzar los paladares de los irundarras. Mikel Castro se siente muy agradecido hacia «todos aquellos que cogieron alguna bolsita en alguno de esos comercios» que le echaron una mano.

El escaparate de la tienda ha estado empapelado por decenas de mensajes de ánimo y optimismo enviados por la clientela

Días después, se añadió otra empresa de reparto de comida a domicilio con varios puntos de distribución en Gipuzkoa provocando que las golosinas empezasen a llegar a otras localidades, además de Irun. «Ahora mismo están repartiendo las chuches de Marrubi por media Gipuzkoa. Es una pasada», dice Mikel, emocionado.

Este 'arrimar el hombro' entre distintos comercios «es lo que me levantó. Me ayudó a darle la vuelta al bajón de los primeros días», afirma Mikel Castro. Marrubi permaneció cerrada un mes, pero «no he parado. Repartiendo por un lado y por otro, haciendo bolsitas, moviendo las redes sociales de la tienda...».

Y finalmente, la reapertura

Finalmente, el pasado viernes 17 de abril Marrubi volvió a abrir sus puertas. La habitual estampa de sus pasillos abarrotados de chavales, sobre todo los fines de semana, «cuando podía estar cobrando a tres personas a la vez», tardará en volver a repetirse. «Las ventas han sido flojas. Por las mañanas, cuando la gente aprovecha para ir a hacer compras, sí que entraban algunos clientes, pero por las tardes a cuentagotas, prácticamente nadie». No obstante, Mikel está contento porque «la acogida ha sido muy buena y se agradece. Vuelvo a ver caras conocidas, gente que se alegra de que hayamos vuelto a abrir y que me dicen que echaban de menos las chuches. El otro día me comentaba una clienta que no serán de primera necesidad, pero que le iban a ayudar a que su hijo hiciese los deberes».

Los voluntarios de Protección Civil regalan conos de chuches de Marrubi a los niños y niñas que cumplen años

Agradecido por el apoyo que recibió en esos primeros momentos, Mikel Castro ha decidido devolver de alguna manera el favor: los voluntarios de Protección Civil de Irun hacen cada tarde una ronda felicitando a los niños y niñas de la ciudad que cumplen años y, desde hace unos días, les hacen entrega de un cono de chucherías de Marrubi. «A mí me dan tanto las chavales que quería hacer algo por ellos. En un día especial como su cumpleaños he querido tener un detalle».

Esa disminuida afluencia cambió totalmente este domingo, el primer día que los chavales de menos de 14 años pudieron salir a pasear. «Muchos padres me dijeron que les preguntaron a sus hijos qué les apetecía hacer», y la respuesta que escucharon fue «ir a Marrubi a por chuches. De hecho, se formó cola delante de la tienda, tanto de pequeños como de mayores». Ayer, lunes, la afluencia de clientes fue menor: «Debió de haber tanta gente en la calle por la euforia del primer día».

Siguen siendo días «raros y difíciles». Pero, con mascarilla y repartiendo guantes a todos los que entran a Marrubi, Mikel sigue tras el mostrador con espíritu resiliente: «Económicamente es difícil, pero tiraremos adelante. Hay que amoldarse, no hay otra», explica, mientras sigue activo y prepara un sorteo de 10 kilos de chuches a través de su instagram @marrubi_irun.

 

https://www.diariovasco.com/gipuzkoa/domingo-formo-cola-20200428190035-nt.html

AGENDA

Al As Az Og Or Lr Ig
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

DENDAGO

Euskal Herriko merkatarien online denda

EUSKALDENDAK

Euskadendak Euskadiko Merkatari, ostalari eta zerbitzu enpresen elkarteen Konfederazioa

HARPIDETZA

Elkarteen kanpaniak

Jaso berri bakoitzeko kanpaniak jakinarazpena.

Azken Berriak

HARPIDETZA

Dendartean Berriak

Jaso berri bakoitzeko albiste jakinarazpena.

Administrazioa

  • Andre Mari kalea 21
    20240 Ordizia, Gipuzkoa
  • 671 690 980
  • dendartean@dendartean.eus

MERKATARITZA BULEGO TEKNIKOA

  • Enparan Kalea 34
    20730 Azpeitia, Gipuzkoa
  • 943 025 673 | 688 823 944
  • otcdendartean@dendartean.eus