Txanda de fiesta, y el mercadillo de estreno

La carpa registró gran afluencia de público, al permitir visitar los puestos al resguardo de la lluvia. Para estrenar el mercadillo se hizo indispensable el paraguas La carpa registró gran afluencia de público, al permitir visitar los puestos al resguardo de la lluvia. Para estrenar el mercadillo se hizo indispensable el paraguas

La plaza se convirtió ayer, pese al aguacero, en un singular centro comercial. La coincidencia de la fiesta de Txanda y el estreno del mercadillo de venta ambulante junto al mercado de abastos, hicieron del centro neurálgico oñatiarra un original zoco. Porla mañana, la oferta fue únicamente comercial y musical. Una veintena de puestos y trikitilaris ambientaban la carpa de la plaza, mientras vendedores ambulantes y baserritarras afrontaban su primera matinal sabatina juntos. Por la tarde, los castillos hinchables, y el toro mecánico hacian las delicias de los más txikis a cubierto, en el espacio de la plaza del mercado, mientras los carniceros locales preparaban deliciosos pintxos de carne de potro que al anochecer se degustaron acompañados de sidra en los soportales de la plaza.

http://www.diariovasco.com/v/20121021/alto-deba/txanda-fiesta-mercadillo-estreno-20121021.html