SOS del pequeño comercio ante la crisis

Incertidumbre. Es la palabra que define la situación de un sector que es golpeado de manera seria por la situación generada por el Covid-19

Mucho miedo. Con estas palabras se puede definir el sentir del pequeño comercio en Hernani ante la situación de alerta sanitaria que se está dando y que ha conllevado un confinamiento en los domicilios que ha afectado de manera clara a los establecimientos locales, aunque de manera desigual. No es lo mismo la situación de comercios que se han visto obligados a cerrar y desconocen cuándo volverán estar en contacto con sus clientes, y la de carnicerías, pescaderías o cualquier tipo de establecimiento de alimentación, que siguen con las puertas abiertas.

DV se ha puesto en contacto con la asociación de comerciantes y hosteleros de Hernani, Berriak, que muestra de manera clara la preocupación existente en estos momentos. «Basta con decir que ya hay algunos que comentan que no saben si podrán volver a levantar la persiana cuando esto pase», afirman con crudeza. Una situación complicada la del pequeño comercio, que a buen seguro necesitará de una reflexión cuando haya que tomar medidas económicas y tener muy presente que necesitará ayuda. «Está siendo un palo muy gordo para muchos y en estos momentos nos es difícil ser optimistas».

Qué duda cabe que en tiempos como los actuales la situación va por barrios. «Es verdad que la situación se ha tranquilizado un poco para las tiendas de alimentación. Durante la primera semana se vendió mucho, algunos comentaban que estaban en cifras de navidades, pero ahora ya la gente se ha tranquilizado más y parece que todo sigue un ritmo más normal». Una apuesta importante que se ha hecho desde Berriak y el Ayuntamiento ha sido la de ofrecer a los clientes la posibilidad de realizar encargos por teléfono o mail y así evitar las colas, pasando solo a pagar y recoger. Es una práctica que también está apareciendo poco a poco en otros municipios.

La verdad es que, quitando carnicerías y pescaderías, no es excesivo el pequeño comercio en Hernani en el apartado de alimentación. «La gente se ha acostumbrado a acudir a los supermercados y poco a poco han ido desapareciendo las tiendas de toda la vida, la tienda de barrio que tenía de todo. Queda alguna, pero no son muchas». Sí es verdad que a carnicerías o pescaderías del centro de Hernani se están acercando personas ahora que no son clientes habituales. «Seguramente personas que realizan ese tipo de compra en grandes superficies y que ahora acuden a este tipo de establecimientos más cercanos».

Sin duda alguna, estos establecimientos son los que menos se pueden quejar de la situación: siguen trabajando. Otra cosa es lo que sucede con el resto de comercios de Hernani, como es el caso de los bares, tiendas de ropa, electrodomésticos... que con la persiana de momento echada y sin conocer cuándo volverán a abrir se enfrentan a la incertidumbre. Desde la dirección de Berriak se muestran preocupados, ya que «estamos hablando de una situación muy complicada, que genera temor, no hay por qué esconderlo. Hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos se trata de una persona sola o que cuenta con un solo trabajador y se siente desprotegido. No es fácil. Llega en muchos casos el cobro del alquiler o hipóteca, la cuota de la Seguridad Social... y sin tener ingresos. El pequeño comercio lo está pasando realmente mal».

Una mención especial merecen los dueños de los bares de Hernani. «Qué duda cabe que se ha dado una situación especialmente dolorosa para ellos. No solo por tener que cerrar durante un tiempo determinado, sino por que además hay que sumarle que se trata del periodo del año más fuerte para muchos de ellos, con la temporada del txotx en pleno apogeo. Es cuando mayor beneficio sacan a lo largo del año». Además, hay que sumarle que pueden ser de los últimos sectores que cuando la sociedad vuelva poco a poco a su realidad se reincorporen a la normalidad, ya que todo a apunta a que se continuará intentando evitar aglomeraciones. «Otras fechas importantes son los sanjuanes y ahora mismo a ver quién es el guapo que se permite asegurar que se van a celebrar en junio». Dentro de esta línea, desde Berriak ya adelantan que «se ha tenido que suspender el evento especial que se estaba organizando para celebrar la apertura de la temporada de la sidra en botella a mediados de mayo».

Ante esta situación la ayuda institucional se considera fundamental para el sector. «Estamos recibimiento mucha información sobre ayudas que pueden llegar desde el Gobierno Vasco, pero no es oro todo lo que reluce. Se está viendo en el asunto de los Ertes, que se está complicando ante la alta demanda de documentación que se está requiriendo para acogerse a ellos. Es verdad que se está hablando de préstamos a coste cero, pero hay que pagarlos cuando de momento no se cuenta con ingresos al estar cerrados. De momento, la cuota de marzo de autónomos sí que ha habido que pagarla».

Están en contacto con el Ayuntamiento. «Es un tema que se ha tratado ya en Junta de Portavoces y parece que nos va a ayudar, aunque ahora están centrados en la crisis sanitaria en sí, en los servicios sociales», subrayan desde Berriak.

 

https://www.diariovasco.com/buruntzaldea/hernani/pequeno-comercio-ante-20200405000218-ntvo.html