Ibai-arte le saca los colores al PER

La vigente normativa urbanística lastra la competitividad de un casco histórico de Arrasate con 75 locales cerrados (35%) Los comerciantes presentan una serie de propuestas para modificar el Plan Especial

 

La asociación de comerciantes Ibai-arte lleva años batallando contra un PER del casco histórico tan restrictivo que «comercios con actividad en otros lugares de Euskal Herria se asombran de las dificultades para instalarse en Arrasate». Una realidad «grave y cruda» que, a juicio de Ibai-arte, ha ocasionado una degradación del casco histórico que ilustran con datos: en 2016 contabilizaron 222 locales comerciales (comercio, servicio y hostelería), de los que 75 estaban cerrados, es decir, alrededor de un 35 por ciento de los locales del casco estaban cerrados y «en los últimos años la cifra no ha mejorado».

Ibai-arte atribuye a las restricciones que genera la normativa del PER la alarmante falta de ocupación de locales comerciales: 35 por ciento frente al 24 de media en Gipuzkoa. Con lo que la llegada de nuevos emprendedores «es casi nula, debido en parte a la dificultad de dotarnos de locales competitivos que la sociedad exige y que el PER lo impide».

Los comerciantes llevan años sacando los colores al PER. Sus absurdos e incoherencias que en algunos casos «hacen inviable remodelar locales comerciales existentes y, si alguno de ellos cierra, es muy difícil que haya una nueva apertura».

Los comerciante son conscientes de la importancia de mantener la estructura medieval del casco, pero ahora que el ayuntamiento ha abierto el melón de la modificación del PER, apuestan por «trabajar para no cometer los mismo errores que otros cascos históricos y seguir manteniéndolo vivo».

Y citan como ejemplo a Eibar, donde «con ayuda y visión desde las instituciones han revertido totalmente la situación».

Ibai-arte ha presentado al ayuntamiento una batería de propuestas y sugerencias para la modificación del PER con el objeto de compatibilizar un casco histórico bien conservado y a la vez lleno de vida.

En primer término plantean facilitar remodelaciones y reformas a establecimientos -abiertos y cerrados- para hacerlos más vistosos, mejorando su imagen, accesibilidad, de acuerdo a los tiempos de hoy de una manera coherente en cuanto a gasto y reducción de comercio y visibilidad de los escaparates.

En segundo lugar, posibilitar uniones de locales contiguos de cara a abrir comercios adecuados al tipo de venta de hoy día.

En tercero, permitir reponer elementos de las fachadas de los establecimientos ya existentes con anterioridad -por ejemplo: toldos, persianas... Una cuarta propuesta aboga por revisar la remodelación por la accesibilidad en cada caso, ya que aun siendo obligatorio, hay casos que no se pueden hacer accesibles al 100 por cien sin perjudicar al establecimiento.

En quinto lugar, proponen facilitar aperturas, ser más permisivos en cambios de titularidad, aumentar el periodo de adecuar los locales hasta comprobar la viabilidad de los proyectos... tal y como se recoge en el Plan Estratégico de economía urbana.

Y en sexto y último lugar, Ibai-arte hace hincapié modificar algunos puntos concretos del PER relativos a los parámetros de composición exterior (para que los locales bajos no vean constreñida su fachada por efecto de los actuales coeficientes), y a que se derogue la exigencia de adecuación urbanística por cambios de titularidad cuando la actividad sea la misma.

 

https://www.diariovasco.com/alto-deba/arrasate/ibaiarte-saca-colores-20190913015124-ntvo.html