Las rebajas alivian la floja campaña del pequeño comercio guipuzcoano

Han servido para zurcir en parte el 'siete' provocado por la crisis durante la campaña de otoño-invierno, para aliviar el resultado de un ejercicio marcado por las apocalípticas noticias económicas. Aunque para algunos han sido «flojas» y otros hablan de que «no han ido tan mal», las asociaciones de pequeños comerciantes coinciden en que las rebajas han permitido remontar en parte una mala temporada. El período oficial de rebajas, que se inició muy fuerte en un sábado de casi locura en las tiendas, se ha ido desinflando, aunque aún sigue atrayendo a consumidores que, para su alegría, se han encontrado con una abundante oferta. Bastante elección y, además, con notables descuentos.
«¿Que cómo van las rebajas? Bien, si lo comparas con cómo ha ido la campaña». La respuesta de Esther Bilbatua, presidenta de la Asociación de Comerciantes de Eibar, resume el sentir de muchos comerciantes del textil, que coinciden en tratar de trasladar una imagen «positiva y esperanzadora» a la vez que reconocen la dureza de estos últimos meses. El otoño «fue más tranquilo que otros años», debido a la recesión y también a un tiempo más bien suave que tampoco invitaba a gastar, y menos en esta coyuntura económica, en prendas de abrigo. Así que muchos guipuzcoanos han esperado a las rebajas.
«Se ha vendido bien estas semanas, pero es que al comerciante lo que le interesa es vender en temporada. Una prenda al 50% no deja beneficios, todo lo contrario», dice Bilbatua, quien se muestra orgullosa del esfuerzo de buena parte del comercio eibarrés para no adelantar el periodo oficial de rebajas y resistir frente a las promociones prenavideñas, que critica con dureza. «¿Pero qué cliente me va a comprar en noviembre si sabe que en diciembre voy a empezar con las promociones? Todavía no entiendo cómo se puede romper la campaña de semejante forma», lamenta mientras apunta a San Sebastián como impulsora de este fenómeno, «porque es la cabecera».
Cuentan los comerciantes 'de la provincia' que si en Donostia empiezan a hacer promociones se produce una especie de efecto contagio que obliga a muchos a sumarse al carro, «porque los clientes te lo piden o, si no, no te compran».
Inicio muy fuerte
Los 240 socios de Tolosa & Co., que nació de la fusión de las dos asociaciones de comerciantes tolosarras, han comentado más de una vez este fenómeno. «Al final se acaban desvirtuando las rebajas, los dos periodos al final de la campaña. Ahora hay promociones a lo largo del año, que son como unas rebajas encubiertas, y los consumidores se van acostumbrando», dice Olga Artola, responsable de Tolosa & Co.
A pesar de que las rebajas ya no son lo que eran, en Tolosa también empezaron con fuerza, especialmente porque el inicio cayó en sábado. «La primera semana se trabajó mucho, porque la gente ha aprovechado los descuentos. Luego la afluencia se ha ido tranquilizando, pero el sábado pasado, por ejemplo, algunos vendieron muy bien, sobre todo prendas de abrigo».
Ahora que una ola de frío pende sobre nuestras cabezas, quizás en algún comercio 'rescaten' abrigos, «porque desde hace unos años hay una especie de adelanto forzado de las temporadas que hace que a finales de enero estemos ya con ropa de primavera-verano. Hay determinados comercios, muy punteros, que aseguran que a sus clientes les gusta comprar por adelantado. Que a ellos les favorece», explica María Jesús Frías, de DendaSS. «En verano, con las vacaciones, puede haber un nicho con los turistas. Pero ahora, comprarse camisetas de tirantes en febrero... Las rebajas funcionarían mucho mejor si se centraran al final de la temporada» y fuesen más acordes con la meteorología.
A su juicio, la dinámica actual «supone jugar de una manera que va un poco en contra» de un sector que está peleando por subsistir. Las rebajas, según Frías, «no han sido muy malas, más bien normalitas, tirando a flojas, teniendo en cuenta lo mala que ha sido la temporada en general. No hablaría de desastre, pero no hemos llegado a cubrir las pérdidas, por decirlo de alguna manera, de los meses anteriores». A falta de recabar los datos finales, en DendaSS calculan que se ha gastado un 5-10% menos.
El lunes Merche Cobos puso el cartel del 50% en los escaparates de sus tiendas de moda infantil Kux-Kux de Zumarraga y Beasain. Esta comerciante, miembro de la asociación Bitartean y también de Bareak, cuenta con varias décadas de experiencia en el ramo. «Está siendo duro», señala Cobos. En ropa infantil, por ejemplo, septiembre suele ser un mes fuerte. En el de 2011 se vendió «fatal». Los siguientes meses se recuperó algo y las rebajas le han permitido «seguir remontando» Pero a estas alturas, reconoce, «te das por satisfecho con cubrir gastos». ¿El beneficiado? El consumidor. «Hay más mercancía».
En la Federación Mercantil de Gipuzkoa la sensación sobre las rebajas es más bien positiva. «No han sido malas», si se comparan con un otoño de poco consumo. En San Sebastián «empezaron muy fuertes» y ahora se están tranquilizando. Eso sí, lo que se aprecia es que el dinero destinado a la compra, el gasto medio del ticket, se ha reducido.
En esta tesitura, los comerciantes están apostando por la comercialización, como explica su presidente, Fernando Amunarriz, para referirse, entre otros aspectos, a las mejoras tecnológicas que están implementando. Porque las formas de consumo están variando y las rebajas clásicas tienen otros competidores: «internet, abierto las 24 horas los 7 días de la semana, y los outlet».
diario vasco

AGENDA

Al As Az Og Or Lr Ig

DENDAGO

Euskal Herriko merkatarien online denda

EUSKALDENDAK

Euskadendak Euskadiko Merkatari, ostalari eta zerbitzu enpresen elkarteen Konfederazioa

HARPIDETZA

Dendartean Berriak

Jaso berri bakoitzeko albiste jakinarazpena.

Administrazioa

  • Andre Mari kalea 21
    20240 Ordizia, Gipuzkoa
  • 671 690 980
  • dendartean@dendartean.eus

MERKATARITZA BULEGO TEKNIKOA

  • Enparan Kalea 1
    20730 Azpeitia, Gipuzkoa
  • 943 025 673 | 688 823 944
  • otcdendartean@dendartean.eus